image2.jpeg

RAFAEL DE LEÓN, CRONICA SENTIMENTAL

Noticia publicada el martes, 26 de mayo de 2015
Más de dos horas sobre el escenario sirvieron para ir desgranando copla a copla gran parte de la obra de Rafael de León. La Orquesta Sinfónica del Aljarafe, la guitarra de Pedro Sierra y la dirección musical de Pedro Vázquez acompañaron a la voz de Manuel Lombo. Todo un homenaje al autor en mayúsculas, al poeta Rafael de León.

La obra de Rafael es tan inmensa como conocida y ajena a cualquier clasificación, reúne la calidad y la cantidad en partes iguales con superioridad visible sobre cualquier otro autor coetáneo;  él dio forma a la canción en imagen y sonido de varias décadas de éxito de la música cantada en español.

Pero, Rafael de León iba un paso más allá, no se quedaba en su figura de “autor”, él se metía hasta la cocina de las interpretaciones, supervisaba vestuarios, hacía guiones cinematográficos, montajes, etc. Pero, algo que poca gente sabe, Rafael de León de alguna forma dignificó a la profesión consiguiendo que la SGAE considerase a los autores musicales en la categoría que hasta ese momento ostentaban solo los autores teatrales, cinematográficos, líricos, etc. es decir, los autores musicales cobran hoy en día gracias a Rafael de León.

Pese a todo ello, sobra decir que era necesaria una resituación de su obra habitualmente denostada pero que siempre ha contado con el apoyo popular. Ningún poeta español ha sido tan cantado o recitado y a pesar de ello, sigue estando apartado de la cultura española.

No es lugar ni pretensión nuestra entrar en motivos o razones que propiciaron el alejamiento de la obra de Rafael de León de  la literatura, entre otras cosas porque sería tema para un largo estudio de los años de su vida, donde encontraríamos motivos como por ejemplo, su “huida” a Madrid en cierta forma alentado por su propia familia que no veía con buenos ojos que el primogénito del Condado dedicara su vida esas actividades tan poco acordes con su nobleza de sangre.

Sea cual sea la razón, para nuestro interés queda la obra en forma de coplas de Rafael de León, un hombre afable, de buen talante, merecedor de un homenaje como el que Manuel Lombo le rindió poniendo voz a sus letras que son los versos contados de la historia sentimental de varias generaciones de España. Esta es nuestra crónica en voz e imagen de una noche única e inolvidable en el Real Alcázar de Sevilla.

image1.jpeg

image2.jpeg

image3.jpeg

image4.jpeg

image10.jpeg

image7.jpeg